¿Reactivación o crecimiento?

Si hace un año la palabra de moda era reinventarse ahora es reactivación. ¿Pero qué quiere decir esto? ¿Cómo hacerlo? Camilo Herrera, director de Raddar, nos da algunas ideas.

Herrera, quien se ha dedicado a estudiar el mercado de la moda, dice que “es verdad que el sector confección colombiano volvió a producir ropa y eso implica que nos reactivamos, pero no hemos recuperado los niveles de producción y de venta que teníamos en el año 2019”.
Según el experto no hemos crecido y por lo tanto hemos perdido año y medio. “Estamos en reactivación y en crecimiento si nos comparamos con el año pasado, pero si nos comparamos con 2019 nos falta mucho por crecer”.

Sus recomendaciones

  • “Lo que le podría decir al empresariado en este momento es que de manera temporal -eso aún no es claro todavía- muchas de las reglas de juego cambiaron de manera profunda. Así que también hay que cambiar los modelos de producción”.
  • “Estábamos acostumbrados a tener inventarios cortos y múltiples colecciones haciendo varias al año al estilo de la pronta moda y de modelos de producción parecidos. Ante el cierre de la cadena internacional de comercio, el aumento de los fletes de contenedores desde Asia es distinto: vamos a tener un desabastecimiento de telas e insumos. Esto hace que debamos replantear la forma en que se produce”.
  • “Pienso que hay que tener inventarios más altos, una menor diversidad en telas y de diseños y forzarnos a tener colecciones como las que teníamos antes. Hacer unas cuatro o dos al año con una estructura de textiles diferentes”
  • “Estamos ante un retorno a los viejos modelos de producción y/o una aceleración a nuevos retornos que son social y ambientalmente más responsables ante la reducción del comercio internacional y la compra de insumos baratos que llegaban de Asia”.